La importancia de prevenir la anemia en tiempos de covid-19

En esta coyuntura de pandemia es fundamental no descuidar la buena alimentación, sobre todo en los pequeños. En el Perú, la desnutrición es un problema de salud pública. El 40.1 % de niños entre los 6 meses y los 3 años de edad sufre de anemia, según reportes del Ministerio de Salud. 

Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) 2019, los mayores niveles de anemia se reportan en la sierra (48.8 %), en la selva (44.6 %) y en la costa (37.5 %). Lima Metropolitana concentra el 30.4% de los casos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) subraya la importancia de que los niños sigan un régimen nutricional balanceado para mantener sus defensas altas y favorecer su desarrollo físico e intelectual. La anemia se produce cuando la sangre tiene una cantidad de glóbulos rojos por debajo de la normal y el cuerpo presenta deficiencia de hierro.

El hierro no es el único nutriente indispensable para el óptimo crecimiento de los menores. El ácido docosahexaenoico, más conocido como DHA, de la serie de Omega 3, también es fundamental en la primera infancia, juega un rol clave en el desarrollo cerebral, visual y neurológico, explica la licenciada en Nutrición y Dietética, Carla Torres Fernández-Cabero, de Health Point a Perú21.

La especialista señala que la principal fuente de este nutriente son los pescados azules, como el bonito, el jurel y la caballa. “Deben estar presentes en la dieta al menos tres veces a la semana, ya sea en sudados, al vapor o a la plancha. Pasados los 2 años, el niño también puede comerlo en cebiche, pero nunca frito, para evitar que pierda las bondades del DHA”, subrayó.

Fortificación

Frente a la complicada situación, el Ejecutivo ha establecido estrategias para la prevención y control de la anemia: una de ellas es la fortificación de alimentos.

La Ley 28314 dispone la fortificación de harinas con micronutrientes; por ejemplo, la harina de trigo debe ser fortificada con hierro y otros micronutrientes (tiamina, riboflavina, niacina y ácido fólico).

Pero, más allá de las leyes, el talento peruano también aporta su cuota en la lucha contra la anemia. Es el caso del ingeniero agroindustrial Julio Garay, creador de las galletas Nutri-Hierro (con sangre de bovino y sabor a chocolate).

Comenzó a distribuirse en Ayacucho, especialmente entre la población vulnerable y en situación de riesgo. El impacto fue notable. Ello le mereció ganar el primer lugar del certamen Una Idea para Cambiar la Historia 2019, organizado por el canal History Channel en Latinoamérica.

“Me dio la anemia a los seis años y, desde entonces, tuve ese compromiso y esa revancha de encontrar una solución”, dijo a Perú21. El programa Qali Warma tiene en agenda distribuir estas galletas. “Es posible derrotar la anemia con una política nutricional”, enfatizó.

Redacción: Perú21/ David Tolentino (colaborador de la Agencia de Noticias por la Infancia)

Deja tus comentarios

Comentarios

  • No tiene comentarios