Cómo enfrentar el síndrome de Asperger

“El tratamiento de los niños con Síndrome de Asperger está enfocado en el desarrollo social”, sostuvo Sandra Vega, terapeuta de la Asociación Azul, que atiende casos de niños con autismo y asperger, en el programa de Ronda por la Infancia, transmitido el martes 11 de abril por Salgalú Radio (www.salgaluradio.com)

La terapeuta explicó que el Síndrome de Asperger es el nivel más leve del autismo y se caracteriza porque los niños pueden desarrollar correctamente el lenguaje, se comunicada bien y tienen deseos de socializar, pero son muy “torpes” socialmente, y tienen conductas marcadas que suelen ser rutinarias.  “Al tener una conducta social torpe sus interacciones no son adecuadas, por lo que suelen preferir estar solos”, resaltó  Vega. 

Asimismo, aclaró que la diferencia entre el autismo y el asperger, es que en el segundo caso el coeficiente intelectual de los niños es regular o superior, lo que no permite identificar este síndrome a primera vista. “Pueden pasar desapercibidos, algunos de los niños presentan lo que se denomina islotes de inteligencia y son muy buenos en ciertas materias lo que les permite desarrollase correctamente, tanto en el colegio como en la universidad. En cambio el autismo tiene pequeños problemas cognitivos y problemas de lenguaje”, dijo la terapeuta de la Asociación Azul. 

Sandra Vega agregó que otras característica que tiene el asperger es que “los niños tienen pensamientos muy rígidos, no le gusta que les cambien los temas, no son flexibles y necesitan ser anticipados. Tienen esquemas muy cerrados, son literales en todo lo que se le dice y tienden a jugar solos”. 

Para la identificación de este síndrome, la terapeuta recomendó a los padres estar atentos a las conductas de sus hijos. “El diagnóstico de aspergerse se da entre los seis o siete, hasta  los diez años.  Y los padres tienen que educarlos como si no presentarán este síndrome. Tienen que comunicarse con los niños constantemente, fijarse en sus intereses, meterse en sus juegos para reforzar sus intereses e incluirlos”, destacó Vega. 

Sobre las causas de este síndrome, Sandra Vega explicó que “no existe una causa exacta, pero los estudios han mostrado que hay una predisposición genética muy alta, y que si el gen está en la familia puede ser que otra vez se pueda dar”. 

“Una persona con síndrome de asperger puede llegar a ser independiente si sigue un correcto tratamiento, donde se trabaje principalmente el área visual debido a que les ayuda a comprender mejor su entorno y estructurar sus actividades”, manifestó la terapeuta. 



Deja tus comentarios

Comentarios

  • No tiene comentarios