"El reto pendiente es mejorar la calidad de la educación que se brinda"

“La política intercultural bilingüe que el Perú ha puesto en marcha es muy importante, porque va de la mano con la Agenda Mundial al año 2030. Es relevante que el Estado haga un plan para mejorar la calidad de este sector educativo", dijo Robalino durante su participación el jueves 2 de febrero, en el programa Diálogo Abierto, que se trasmite vía Salgalú Tv Online (www.salgalu.tv). 

Magaly Robalino agregó que se debe valorar los avances que ha realizado nuestro país en el tema educativo. Sin embargo, sostuvo que un reto pendiente es mejorar la calidad de la educación que se brinda, principalmente en las zonas más alejadas.

Por su parte, Nora Delgado, directora de Educación Intercultural Bilingüe del Ministerio de Educación, destacó que para lograr una educación inclusiva se debe capacitar a los maestros especializados en educación intercultural bilingüe. 

“La política de educación intercultural bilingüe se tiene que dar en todos los niveles del Estado. Ya contamos con 24 mil colegios que tienen niños con lenguas diferentes al castellano. Hemos avanzado bastante en consolidar un modelo del servicio de la educación intercultural bilingüe”, dijo la representante del Minedu.

La educadora Madeleine Zuñiga, miembro del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia,  señaló que el Plan de Educación Intercultural Bilingüe mejorará la calidad educativa, pues hará más visible la necesidad de una educación inclusiva con calidad y equidad en la cual los niños y niñas desarrollen su potencialidad, y que su lengua materna y cultura no sean vistas como barreras u obstáculos, sino más bien como oportunidades a lo largo de sus vidas. 

“Es responsabilidad del Estado conocer las diferentes realidades de los niños en el país. Una mejora sustantiva de los aprendizajes es un gran desafío para la educación intercultural bilingüe", dijo Zúñiga.  

Financiamiento para los programas educativos

La representante de Unesco destacó que se debe garantizar el financiamiento para mejorar la calidad de la educación. 

“El financiamiento de la educación sigue siendo una deuda pendiente para algunos países, y sin ello, los programas para educación no podrán funcionar, sin embargo, también es importante que la población se empodere para exigir sus derechos, como el de una educación de calidad”, dijo. 

Acotó, que la educación debe ser colocada como un factor con valor estratégico,  pues es el cuarto objetivo de Desarrollo Sostenible.  

Deja tus comentarios

Comentarios

  • No tiene comentarios