Contraloría de la República señala que no se ha reducido la anemia infantil

La Contraloría General de la República advirtió hoy que la anemia infantil no se ha reducido a pesar de la inversión realizada por el gobierno en la compra de micronutrientes llamados “chispitas” que se distribuye en todo el país.

Un reciente informe de la Contraloría General de la República alerta que el índice de anemia infantil no se reducido en el país, a pesar de la significativa inversión que ha realizado el gobierno. Según datos oficiales, cuatro de cada diez niños sufren de este problema.

Para la lucha contra este problema que afecta el pleno desarrollo de la infancia, desde el año 2011, el Ministerio de Salud (Minsa), lidera la entrega de los multimicronutrientes para los niños menores de 3 años.

Sin embargo, el informe de la Contraloría, que analiza la entrega de estos micronutrientes entre enero de 2015 y junio de 2016,  revela que “existió una ineficaz entrega de los micronutrientes”, los cuales son distribuidos en postas médicas y centros de salud. 

De acuerdo a este informe, “el personal del Minsa cumplió parcialmente con brindar consejería nutricional a las madres de familia y los establecimientos de salud, y con realizar exámenes de hemoglobina a los niños menores de 3 años”.

También se señala que el 36 por ciento de los centros de salud cuentan con sobre stock de micronutrientes, los cuales podrían no entregarse a los niños antes de su vencimiento.
Las regiones Arequipa, Callao, La Libertad, Madre de Dios, Piura, Puno y San Martín registran mayor sobre stock de micronutrientes.

Puno es la región con mayor anemia infantil a escala nacional (76 por ciento), pero la mayoría de sus establecimientos de salud (93 por ciento) registra un sobre stock de micronutrientes para combatir esta enfermedad.

Este informe de la Contraloría General establece nueve recomendaciones al Ministerio de Salud para mejorar el servicio de suplementación con micronutrientes. De acuerdo al Ministerio de Salud, en el Plan de Acción que desarrollará entre el 2017 y 2018 se desarrollarán las recomendaciones de la Contraloría.

La anemia es considerada como un problema de salud pública, debido a que ocasiona problemas de aprendizaje, un menor desarrollo físico y que los niños sean más propensos a contraer otras enfermedades.

Cabe precisar que hasta el momento, de manera oficial no se conocen las cifras de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) 2016, que elabora el Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei). 

El Infobarómetro de la Primera Infancia publicará un informe especial con datos precisos sobre la anemia,  tras la publicación oficial del ENDES, la cual se daría en los próximos días. 

Dato

El gobierno se ha planteado la meta de reducir la anemia infantil a 19 por ciento para el año 2021. El Grupo Impulsor Inversión en la Infancia propone lograr el objetivo anemia y desnutrición cero para el 2021, año del Bicentenario.


Deja tus comentarios

Comentarios

  • No tiene comentarios